santafe.gob.ar/noticias

La EPE continúa trabajando para normalizar el suministro eléctrico en zonas rurales tras el temporal

Los trabajos se llevan a cabo en los departamentos General Obligado, Vera, Castellanos y Constitución, afectados por las intensas lluvias que se registraron en gran parte del territorio santafesino.

Energía Operarios de la EPE trabajan para normalizar el servicio en zonas rurales

Miércoles 11 de enero de 2017

La Empresa Provincial de la Energía (EPE) continúa trabajando en la recuperación del servicio eléctrico en las zonas rurales que se vieron afectadas por los temporales que se registraron en gran parte del territorio santafesino.

Las tareas se focalizan en los departamentos General Obligado, Vera, Castellanos y Constitución, adonde las cuadrillas deben ingresar en zonas rurales anegadas para reconstruir las instalaciones eléctricas.

Esta semana operarios de la empresa regularizaron el abastecimiento de electricidad en 24 tambos de Fidela, Marini y Ramona, en el departamento Castellanos.

Asimismo, la EPE sigue monitoreando la situación hídrica para acceder a establecimientos productivos de Saguier, Eustolia, Garibaldi, Estación Clucellas y Lehmann, entre otros distritos.

En el norte de la provincia, continúan las tareas para reacondicionar tendidos eléctricos en la zona comprendida entre las localidades de Tartagal y Cuatro Bocas.

En tanto, en el sur provincial, personal de la EPE normaliza redes aéreas y conexiones particulares en Villa Amelia, Sargento Cabral, Fuentes y Sanford.

Las tareas se realizan en forma conjunta con la Secretaría de Protección Comunitaria, fuerzas de seguridad y organismos municipales y comunales.

Ante los efectos del fenómeno climático, la EPE opera su plan de contingencia con todo su personal disponible, equipamiento, generadores, movilidades, materiales y contratación de servicios a terceros, para superar esta situación de emergencia en el servicio.

PRECAUCIÓN

La empresa eléctrica santafesina solicita a la población que por ningún motivo intente manipular el cableado o instalaciones que conforman la red pública de distribución de energía eléctrica, por el peligro que supone esta acción.