santafe.gob.ar/noticias

La provincia adhirió a la conmemoración del último caso de viruela registrado en el mundo

Se produjo en Somalia en 1977. Algunos especialistas consideran que esta patología terminó con la vida de más personas “que todas las otras enfermedades infecciosas juntas” a lo largo de la historia.

Miércoles 19 de abril de 2017

El Ministerio de Salud de la provincia adhirió a la conmemoración del último caso de viruela en el mundo registrado hace 40 años, que tuvo lugar en Somalia en el año 1977. En ese marco, desde la dirección de Promoción y Prevención de la Salud recordaron que la viruela “es una enfermedad causada por el virus mayor; algunos especialistas dicen que a lo largo de los siglos mató a más personas que todas las enfermedades infecciosas juntas”.

“La vacunación en todo el mundo detuvo la diseminación de la viruela. El último caso se reportó en 1977 en Somalia”, se precisó desde el organismo dependiente de la cartera sanitaria provincial. “La viruela es una enfermedad muy grave y contagiosa provocada por un virus y recibe su nombre por las ampolla purulentas (llenas de pus) o pústulas que se forman durante la enfermedad”, indicaron.

“Aunque su nombre se parece bastante, la viruela no se debe confundir con la varicela, una enfermedad más leve que está provocada por un virus diferente”, aclararon.

“Es una enfermedad contagiosa, es decir, el virus que la provoca se puede contagiar a otras personas y se propaga a través de diminutas gotitas de la saliva de una persona infectada que se emiten al toser, hablar o estornudar y se suele contagiar cuando una persona infectada interactúa cara a cara con otra”, consignaron desde la dirección de Promoción y Prevención de la Salud.

“Si alguien padece viruela, los médicos pueden identificar esta enfermedad al ver el tipo especial de erupción que provoca ya que se trata de una erupción de ampollas llenas de líquido y con costra”, agregaron. También destacaron que “no hay ningún tratamiento que permita tratar la viruela”, y fue “recién en 1796 que Edward Jenner -farmacéutico y boticario-, luego de varias observaciones comenzó con una rustica técnica que hoy se perfeccionó culminando con las vacunas y dando la posibilidad de salvar vidas”.

ERRADICACIÓN DE LA VIRUELA

En 1967, la Organización Mundial de la Salud (OMS) registró una población de 15 millones de enfermos de viruela en todo el mundo, iniciándose una campaña internacional profiláctica, con instructivos claros sobre técnicas de vacunación.

En 1974, solo cinco países denunciaron algún caso de enfermedad y los últimos pacientes de Asia y África se curaron: una niña de Bangladesh en 1976 y un cocinero de Somalia en 1977.