Alimentos seguros

La Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (ASSAl) recuerda las cinco claves para mantener alimentos seguros y evitar así las enfermedades transmitidas por los mismos. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda:

Mantener la higiene

Se recomienda lavarse las manos antes de preparar alimentos y a menudo durante la preparación. Lavar y desinfecte todas las superficies, utensilios y equipos usados en la preparación de alimentos. Proteger los elementos y las áreas de la cocina de insectos, mascotas y otros animales.Lavarse las manos después de ir al baño.

Mantener los alimentos a temperaturas seguras

No dejar alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de dos horas. Tanto los cocidos como los alimentos perecederos se deben enfriar lo más pronto posible (preferentemente bajo los 5 ºC). Se debe mantener bien caliente la comida lista para servir (arriba de los 60 ºC). No guarde las comidas preparadas por mucho tiempo, ni siquiera en la heladera.

Cocinar completamente

Los alimentos especialmente carnes, pollos, huevos y pescados se deben cocinar completamente, cuidando que no queden partes crudas en su interior. Hervir los alimentos como sopas y guisos para asegurarse que ellos alcanzaron los 70 ºC. Recalentar completamente la comida cocinada.

Usar agua y alimentos seguros

Usar agua potable o asegúrese de potabilizarla antes del consumo. Seleccionar los alimentos sanos y frescos, elegir el consumo de alimentos ya procesados, tales como la leche pasteurizada. Lavar las frutas y hortalizas minuciosamente, especialmente si las consume crudas. No utilizar alimentos después de la fecha de su vencimiento.

Separar los alimentos crudos de los cocidos

Separar siempre los alimentos crudos de los cocidos y de los listos para consumir. Usar utensilios y equipos diferentes, como cuchillas o tablas de cortar, para manipular carnes y otros alimentos crudos. Conservar los alimentos en recipientes separados para evitar el contacto entre los crudos y los cocidos.