Justicia y Derechos Humanos / Políticas Judiciales / Desjudicialización de la Solución de Conflictos Interpersonales /

Mediación Familiar

Es una herramienta no adversaria que valora al sujeto como integrante de un sistema dinámico, cambiante, complejo y abierto, promoviendo su protagonismo, el diálogo y la participación directa en la solución del conflicto, para restablecer relaciones familiares saludables y respetuosas.

Son objeto de mediación familiar los conflictos entre personas unidas por vínculos familiares que guarden relación con alimentos definitivos entre personas con derecho a recibirlos u obligación de prestarlos; ejercicio de la parentalidad de niños, niñas y adolescentes; régimen de comunicación entre adultos y niños, niñas y adolescentes (incluyendo abuelos y miembros de la familia extensa); diferencias de los adultos a cargo de la crianza en el ejercicio de la coparentabilidad; liquidación de la sociedad conyugal; administración y disposición de bienes durante el régimen patrimonial matrimonial; separación de bienes sin divorcio (en el supuesto del artículo 1.294 del Código Civil); cuestiones patrimoniales derivadas del divorcio; separación de bienes y nulidad del matrimonio; reparto de bienes en uniones convivenciales; atribución del hogar asiento del núcleo familiar; daños y perjuicios derivados de las relaciones de familia. Así como situaciones no prohibidas expresamente por la Ley 13.151 y que no involucren el orden público familiar.

Para facilitar y mejorar el acceso al sistema, se habilitaron salas de mediaciones gratuitas.

Este año se inscribirá en el Registro de Mediadores Familiares, desde el 23 de febrero de 2015 al 17 de abril de 2015.