Energía / Energías Renovables /

Energías renovables en Santa Fe

Teniendo en cuenta los recursos renovables autóctonos de la provincia, se pueden aprovechar las siguientes energías renovables:

Solar: es la que aprovecha los distintos tipos de energía proveniente del sol, y que a su vez se divide en:

Solar Térmica: es la que se produce aprovechando la energía calórica del sol para calentamiento de fluidos en forma directa o indirecta.

Solar Fotovoltaica: es la que mediante tecnología apropiada permite transformar la energía lumínica del sol en energía eléctrica.

Eólica: es la que mediante tecnología apropiada permite aprovechar la energía del viento.

Biomasa: es la energía producida a partir de residuos vegetales o cultivos especiales destinados a tal fin. En el proceso de conversión energética se debe tener cuidado para conservar los parámetros de protección medioambiental.

La biomasa se puede transformar en:

Biocombustibles líquidos: son combustibles que se obtienen a partir de materias primas de origen agropecuario, agroindustrial o desechos orgánicos. Para ser utilizados, éstos deben cumplir los requisitos de calidad establecidos por la Secretaría de Energía de la Nación.

Biocombustibles sólidos: por ejemplo leña, briquetas, pellets, chips, etc.

Biocombustibles gaseosos (biogás): es la energía que surge como producto del tratamiento anaeróbico de residuos sólidos o líquidos orgánicos de origen industrial, rural, de servicios y domésticos.

Hidráulica: permite aprovechar a pequeña escala el potencial de los cursos de agua.

Otras fuentes de energía renovable, como por ejemplo la mareomotriz, no se encuentran disponibles en la provincia, por ello no se refieren en el listado. De forma similar, la geotermia de alta entalpía no se encuentra disponible. No obstante se puede aprovechar la capacidad que el subsuelo posee de acumular energía, técnica conocida como geotermia de baja entalpía.