Trabajo / Prevención y erradicación del trabajo infantil /

El trabajo no es cosa de chicos

Qué es el trabajo infantil

La provincia de Santa Fe adopta la definición de la OIT que define al trabajo infantil como “toda actividad económica y/o estrategia de supervivencia, remunerada o no, realizada por niñas y niños, por debajo de la edad mínima de admisión al empleo o trabajo, o que no han finalizado la escolaridad obligatoria o que no haya cumplido los 18 años si se trata de trabajo peligroso”.

A su vez, se aclara que “se entiende por niño o niña a todo ser humano por debajo de los 18 años de edad, salvo que en virtud de la ley que sea aplicable, haya alcanzado antes la mayoría de edad”.

Algunos mitos

Las representaciones sociales en torno a la problemática del trabajo infantil son parte de las condiciones que permiten invisibilizar y/o naturalizar situaciones que transforman a un niño en un trabajador.

“Es mejor que los niños trabajen a que estén sin hacer nada”
Es falso. Los niños tienen derecho a asistir a la escuela y a jugar. Estos derechos son esenciales para su educación y desarrollo pleno.

“Es mejor que un niño trabaje a que esté robando”
No es cierto que delincuencia porque los niños no trabajen.

“Si un niño trabaja va a estar mejor preparado para conseguir empleo cuando sea adulto”
Por el contrario, todo lo que atenga contra una buena educación limita las posibilidades de empleo en el futuro.

“El trabajo dignifica”
Para cada etapa de la vida corresponde una responsabilidad y un esfuerzo en la tarea. Imponerles a los niños sacrificios y responsabilidades no adecuadas a su edad es una contradicción con sus derechos.


Por qué el trabajo no es cosa de chicos

- Porque genera consecuencias para toda la vida, aunque ahora no se vean
Situaciones de poco peligro para los adultos, pueden ser de gran riesgo para los chicos, porque están en edad de crecimiento.
Como su piel es más fina pueden intoxicarse más fácilmente.
Como respiran más profundamente, tienen mayor riesgo de aspirar sustancias tóxicas, lo que genera mayores posibilidades de padecer daños cerebrales y problemas de crecimiento irreparables.
Como los huesos están en desarrollo, el esfuerzo físico puede retardar el crecimiento y generar discapacidades permanentes.
Los más pequeños tienen menos capacidad para reconocer riesgos y tomar decisiones al respecto.
Cuanto antes empieza a trabajar una persona más posibilidades tiene de envejecer en forma temprana.

- Porque está prohibido
En nuestro país la Ley 26.390 prohíbe que los menores de 16 años trabajen. En nuestra provincia la Ley 12. 967 prohíbe el trabajo infantil y protege al adolescente de 16 a 18 años de cualquier trabajo que pueda ser peligroso para su salud o para su desarrollo. Por lo tanto que un niño trabaje es ilegal.

- Porque las niñas, niños y adolescentes tienen derechos
Los niños y las niñas tienen derechos a estar protegidos contra la explotación económica y contra el desempeño de cualquier trabajo que pueda ser peligroso o entorpecer su educación o que sea peligroso para su salud o para su desarrollo físico, mental, espiritual moral o social.
Tienen derecho a tener una vida plena y decente que garantice su acceso a la salud, a la educación, al esparcimiento, al juego y al descanso; tienen derecho a participar libremente en la vida cultural y en las artes. Tienen derecho a opinar y a ser oídos.

- Porque para poder tener buenos trabajos de grandes, hay que tener una buena infancia de chicos.
Que los chicos trabajen no garantiza que mejore la vida de su familia y a menos la de ellos ni en el presente ni el futuro. Para alcanzar una vida mejor, la principal inversión es que los chicos vayan a la escuela y terminen sus estudios.