Salud / Promoción y cuidados de la Salud / Géneros, Sexualidad y Salud /

Objetores de conciencia

El Ministerio de Salud posibilita el ejercicio de la denominada "Objeción de Conciencia". Es la posibilidad de toda persona que integra equipos de salud, de ser eximida de cumplir con la ley y dejar de realizar algunas prácticas de salud sexual y reproductiva - que son indispensables para la salud de la población y forman parte de sus derechos- en los casos en que sus convicciones morales y/o religiosas le impliquen un conflicto interno irresoluble con sus responsabilidades profesionales. Como principio básico, se debe asegurar siempre la garantía de derechos del/la usuario/a.

El ejercicio de este derecho por parte del personal de salud debe ser individual, regular y no abusivo. Según la Ley de Derechos del Paciente, la Ley de Protección Integral a las Mujeres y el Fallo FAL de la Corte Suprema de Justicia de la Nación jamás puede traducirse en información falaz, disuasiones, derivaciones o demoras que comprometan la atención de quienes requieran la práctica.

El profesional de la salud debe tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • La eximición de cumplimiento de responsabilidad profesional sólo es válida para aquellos actos vinculados de forma directa y exclusiva con la práctica médica objetada. Por lo tanto, sólo podrá ser solicitada por el personal de salud que tenga una participación indispensable para que la práctica se concrete. Por ejemplo, colocar un DIU o recetar misoprostol.
  • Negar la realización de otras prácticas de salud que se requieren por diversas causas a todas las personas, como la solicitud de estudios, la administración de analgésicos o la toma de presión, es discriminación y abandono de paciente.
  • Tampoco puede negarse la atención una vez que la práctica se ha realizado, como dar el alta luego de una cirugía de ligadura tubaria o realizar una curación de vasectomía, ni ante la urgencia o emergencia,como un aborto en curso o aborto incompleto. Negar estas prácticas constituye discriminación, abandono del paciente e incumplimiento de los deberes de funcionario público.
  • Ante una consulta y/o demanda de salud sexual y reproductiva, todo el personal de salud tiene el deber de brindar siempre, aunque no sea solicitada, información veraz, comprensible y suficiente acerca de los derechos y las opciones para la salud de quien solicita. Además, se deben pedir inmediatamente los estudios que se requieran para garantizar el acceso a una práctica segura. No se puede dar a conocer ni tratar de imponer las creencias individuales del personal tratante. En estos casos,cuando quien asista no pueda dar respuesta al requerimiento del/la usuario/a, corresponderá referir con celeridad a otro profesional del equipo de salud que permita efectivizar el acceso a la/s práctica/s garantizando el derecho a la salud.

Todos los Hospitales y Centros de Salud de la Provincia de Santa Fe deben garantizar la información y el acceso a prácticas como: anticoncepción de emergencia, uso de preservativos, implante subdérmico, anticoncepción hormonal oral e inyectable, DIU, ligadura tubaria, vasectomía, interrupción legal del embarazo, hormonización, cirugías de adecuación al género autopercibido y otras que puedan agregarse en el futuro con aval del Ministerio de Salud.

Para obtener más información puede enviar un correo electrónico orientacionssyr@santafe.gov.ar o por teléfono al 0800-222-3344.