Justicia y Derechos Humanos / Políticas Judiciales / Desjudicialización de la Solución de Conflictos Interpersonales /

Mediación Penal

Es un servicio público que surge como alternativa a la respuesta tradicional a los conflictos penales. Su función es intentar que los participantes solucionen los conflictos con la ayuda de un tercero neutral, experto en la materia, quien los acerca facilitando el diálogo.

Este método permite:

A la víctima:

  • Ser escuchada de manera activa y voluntaria.
  • Encontrar una solución rápida y acorde a su necesidad.
  • Encontrar respuestas que curen o alivien las heridas producidas por el delito.

Al victimario:

  • Resolver el conflicto surgido entre él, la víctima y la comunidad.
  • Una solución directa donde su participación activa y voluntaria es fundamental.

A la comunidad:

  • Concluir de manera pacífica y definitiva un conflicto.
  • Utilizar la mediación penal como una nueva herramienta de resolución de futuras controversias.

La mediación penal está dirigida a todas aquellas personas que voluntariamente deseen solucionar un conflicto en forma activa y personal, sin la intervención directa del sistema judicial tradicional.

En la actualidad, en cada nodo de la provincia funcionan Oficinas de Mediación Penal: en los Centros de Asistencia Judicial (CAJ) de las ciudades de Rosario, Santa Fe, Vera, Tostado, Reconquista; y en las Agencias de Gestión de Mediación (Agem) de las ciudades de Rafaela y Venado Tuerto.

Este año se inscribirá en el Registro de Mediadores Penales, no dependientes del Estado Provincial, desde el 23 de febrero de 2015 al 17 de abril de 2015.