Salud / IAPOS / Prestaciones /

Atención a personas con dependencia o semidependencia (asistente domiciliario, internación geriátrica o psicogeriática y acompañante terapéutico)

El programa procura asistir a beneficiarios del IAPOS dependientes o semidependientes y a su grupo familiar en sus limitaciones para realizar actividades relacionadas con el autocuidado y la movilidad. Si bien la familia es la responsable de velar por los cuidados necesarios del afiliado en estas condiciones, este programa busca brindar un apoyo económico a fin de favorecer su vida autónoma evitando su institucionalización o acortando los tiempos de internación. En los casos que sea necesario, se evaluará la internación geriátrica o psicogeriátrica debido a que existen ciertas situaciones que requieren este tipo de beneficio.

La autorización de cualquiera de estos beneficios quedará sujeta a una evaluación socio - económica realizada por la obra social, analizando asimismo cada solicitud para asegurar el beneficio más adecuado para cada afiliado.

Las prestaciones podrán ser:

  • Subsidio para Dependientes o Semidependientes: en su propio domicilio con la presencia de un asistente no terapéutico, incluyendo de ser necesario articulación con el Programa de Cuidados Domiciliarios. Los trámites de solicitud del subsidio se podrán iniciar durante los meses de marzo, julio y noviembre de cada año, con excepción de los pedidos de renovación de beneficios en curso, los cuales podrán ser gestionados en cualquier período del año.
  • Reintegro por internación geriátrica: cuando por razones socio - económicas familiares no puedan contar con un contexto socio - familiar favorable para su atención. En este caso se debe contar con el aporte al Servicio Complementario.
  • Internación psicogeriátrica con pago directo al prestador: para pacientes psiquiátricos con alta médica que por razones familiares o sociales no puedan reinsertarse en su medio familiar.
  • Reintegro de gastos por acompañante terapéutico: para afiliados que posean certificado de discapacidad hasta los 18 años de edad.