Seguridad / Seguridad vial / Recomendaciones para la conducción segura /

Recomendaciones vehiculares

A la hora de circular por la vía pública es muy importante conocer los dispositivos de seguridad obligatorios y portar la documentación exigida.

Dispositivos de seguridad reglamentarios

Los dispositivos de seguridad son obligatorios y se dividen en activos y pasivos. Los activos son los elementos del vehículo que intervienen directamente en la circulación, haciendo posible la misma, contribuyendo a evitar siniestros y a dar confort y seguridad a sus ocupantes. Son inherentes al funcionamiento del vehículo, vienen con él y su existencia y buen funcionamiento se revisan en la Revisión Técnica Obligatoria (RTO).

Los pasivos son aquellos elementos del vehículo que disminuyen los efectos ante un posible siniestro. No intervienen en la circulación. Antes de emprender el viaje el conductor debe asegurarse que lleva los dispositivos de seguridad obligatorios que son cascos en caso de conducir un motovehículo; cinturones de seguridad; reposa cabezas; paragolpes; bocina; guardabarros; matafuego; balizas triangulares, dentro de los más importantes.

Cabe aclarar que no constituye un requisito para circular la portación de una sábana blanca o bolsa mortuoria como suele creerse y en consecuencia, no es obligatorio contar con ninguno de estos elementos para circular en la provincia de Santa Fe ni en las rutas nacionales del país.

Asientos para niños

Los lugares más seguros en un vehículo son los asientos traseros. Los menores de 10 años deben viajar siempre atrás. Los menores de hasta 5 años de edad inclusive y/o 25 kg. deben viajar con sistemas de sujeción adecuados a su contextura física:

  • Hasta los 10 kg. en silla mirando hacia atrás,
  • Desde los 10 a 20 kg. en silla mirando hacia delante,
  • Desde los 20 a 25 kg., el uso de la silla debe ser constante hasta adquirir la edad de 5 años y/o 25 kg. que permita la utilización del cinturón de seguridad, salvo niños con discapacidades especiales, en razón de su peso o contextura física.

Documentación exigible para circular

La Ley Nacional de Tránsito Nº 24.449 establece documentación obligatoria para circular. Se recomienda revisar la misma antes de iniciar el viaje para evitar contratiempos.

Según la norma, el conductor debe estar habilitado para conducir el tipo de vehículo en el que circula y portar la Licencia de Conducir correspondiente al mismo, en vigencia, del municipio donde tenga domicilio legal establecido en el DNI. Debe llevar, además, la Cédula de Identificación del Automotor en vigencia (tarjeta verde) y, si la misma se encuentra vencida y el conductor no es el titular, deberá poseer la Cédula de Autorizado a Conducir (tarjeta azul) o autorizaciones para conducir otorgadas por el titular registral, mediante el instrumento extendido por un Escribano Público (autorización por escribano) – Resolución APSV 012/2014.

En ocasión de un control de tránsito es obligatoria la presentación de la póliza en vigencia. Se requiere además, la presentación del último recibo de patente pago.

Para circular es obligatorio portar el DNI y el conductor deberá poseer la Revisión Técnica Obligatoria (RTO), actualizada. Cabe aclarar que en Santa Fe sólo se exige RTO para vehículos que estén radicados en esta provincia.

En caso de tener un vehículo con GNC, será exigible la autorización correspondiente para la utilización de ese tipo de combustible.

Conducción en motovehículos

El conductor de motovehículo es uno de los usuarios más vulnerables de la vía pública. Debe mantener una conducción responsable y prudente, aprovechando los beneficios de este vehículo pero siendo conciente de sus limitaciones y riesgos.

El casco es un dispositivo obligatorio. Sirve para reducir heridas en la cabeza que pueden ser fatales en caso de un choque o caída. Si no se abrocha no tiene ninguna utilidad, ya que en caso de un impacto saldrá despedido al instante sin cumplir ninguna de sus funciones

Las motocicletas no deben transportar más de un (1) acompañante, ni carga superior a los 100 kg. Los ciclomotores no pueden llevar carga ni pasajeros con un peso superior a los 40 kg.