Seguridad / Seguridad vial / Policía de Seguridad Vial /

La conformación de la fuerza

Esta base conceptual y aquellas acciones, sirvieron de soporte para definir la conformación de una fuerza que opere en las rutas santafesinas. Así surgió la necesidad crear la Policía de Seguridad Vial que podrá actuar en la prevención vial coordinada con la Agencia Provincial de Seguridad Vial y en la prevención del delito en conjunto con las distintas dependencias de la Policía santafesina.

En definitiva, la nueva unidad tendrá competencias en la determinación de la oportunidad, metodología y de los procedimientos para la implementación de operativos y acciones inherentes a la prevención, ordenamiento y control del tránsito y seguridad vial en las rutas del territorio provincial. Asimismo, sus integrantes –por su condición de policías- podrán realizar actuaciones preventivas en materia de delitos comunes en situación de flagrancia.

La Policía de Seguridad Vial está organizada como dirección general y dividida en unidades operativas. En total cinco, que coinciden con las cinco regiones de la provincia: Reconquista, Rafaela, Santa Fe, Rosario y Venado Tuerto, en cuyas ciudades asentarán sus bases fijas.

La nueva dependencia tendrá por funciones específicas, las de velar por la integridad física de las personas que circulen en las rutas y caminos provinciales y nacionales que atraviesan el territorio santafesino.
Asimismo, regular el tránsito público y aplicar las normas que lo rijan dentro de su competencia territorial, de conformidad con las leyes de tránsito y adoptando medidas transitorias con relación al mismo cuando circunstancias de orden y seguridad publica lo requirieren y disponer todas aquellas medidas que puedan contribuir a un mejor cumplimiento de la función de seguridad vial, conforme con las normas legales vigentes.

Otras de sus posibles acciones será de disponer de operativos y acciones especiales por contingencias de riesgo; coordinar territorialmente con otras áreas y organismos que, dentro de su jurisdicción, tengan competencias en materia de tránsito y seguridad vial. Y, en caso de accidentes o siniestros, colaborar en la asistencia sanitaria y de primeros auxilios. Las unidades operativas regionales cumplirán las mismas funciones adecuadas a su territorio de actuación.