Energía / Energías Renovables / Línea Verde de Créditos /

Inversiones

Inversiones en producción de equipos para generación de renovables

Consisten en la inversión de empresas fabricantes para la producción de productos o partes componentes de equipos que aprovechen energías renovables.

Ejemplos:

  • Fabricación de calefones o colectores solares. Equipos completos o componentes.
  • Fabricación de aerogeneradores de baja potencia. Equipos completos o componentes.
  • Fabricación de biodigestores. Equipos completos o componentes.
  • Fabricación de microturbinas para la generación hidráulica. Equipos completos o componentes.
  • Ensamble de paneles fotovoltaicos.
  • Fabricación de inversores de potencia para instalaciones fotovoltaicas o eólicas.
  • Fabricación y/o ensamble de artefactos de iluminación autónomos a partir de energía solar fotovoltaica o energía eólica; entre otros.


Inversiones en generación de energía renovable

Consisten en la inversión en equipamiento por parte de empresas para la generación de energía a partir de fuentes renovables, en distintas escalas según las instalaciones que realicen. La energía obtenida puede ser aprovechada internamente en procesos productivos o, en el caso de la generación de energía eléctrica es posible su venta o inyección a la red eléctrica.

Ejemplos:

  • Instalación de paneles fotovoltaicos para la generación de energía eléctrica.
  • Instalación de generadores eólicos para la generación de energía eléctrica.
  • Instalación de biodigestores para la generación de gas.
  • Instalación de biodigestores para la generación de energía eléctrica.
  • Instalación de calderas a biomasa, entre otros.


Inversiones en eficacia energética en la industria

Eficiencia Energética es la utilización de menos cantidades de energía con la obtención de los mismos resultados finales esperados. Se mide en términos de relación entre la prestación lograda y la energía que dicho proceso requiere.

Los proyectos de Eficiencia Energética en el sector industrial constituyen mecanismos tendientes al mejoramiento en la seguridad de aprovisionamiento energético y al cuidado del medioambiente a través de la reducción de gases de efecto invernadero y de los impactos propios de toda la cadena de producción, transporte, distribución y consumo de la energía.

Además de los beneficios sociales y ambientales que se desprenden de un aprovechamiento más eficiente de la energía, las industrias que opten por las intervenciones en eficiencia energética podrán mejorar su rentabilidad y aumentar su competitividad.

Las intervenciones pueden ser de tipo tecnológicas o gestionales. Las intervenciones tecnológicas, consisten principalmente en la sustitución de equipamiento industrial por equipamiento más eficiente ya sea a nivel de un solo componente de la línea de producción como de toda la línea completa.

Ejemplos:

  • Sustitución de artefactos de iluminación por tecnología de bajo consumo y/o tecnología led;
  • Sustitución de motores eléctricos convencionales por motores certificados con buen nivel de eficiencia;
  • Implementación de sistemas de control de combustión observando la eficiencia en el aprovechamiento de los distintos combustibles;
  • Implementación de sistemas de cogeneración;
  • Recuperación del calor residual en los sistemas térmicos;
  • Aislamiento térmico de cañerías de vapor y de todos los componentes del circuito térmico;
  • Sustitución de válvulas por variadores de velocidad para controlar caudales de aire y de agua;
  • Adecuación de los sistemas de ventilación industrial según el criterio de máximo aprovechamiento de la energía;
  • Acondicionamiento térmico de oficinas como ser aislación de las paredes y techo,
  • Protección de la radiación solar en verano, aprovechamiento de la energía solar en invierno,
  • Implementación de sistemas de ventilación con recuperación del calor, etc;
  • Sustitución de equipos de acondicionamiento de aire para oficinas por equipos e instalaciones más eficientes;
  • Establecimiento de sistemas electrónicos de control de distintas variables de proceso fijando en los objetivos del control la reducción del consumo de energía, etc.

Las intervenciones gestionales consisten en modificaciones en los sistemas de gestión de la energía correspondientes a cambios en la diagramación y ejecución de los procesos productivos como asimismo del comportamiento del personal sin que ello signifique un cambio de equipamiento. La Norma ISO 50.001 se constituye como el documento que reúne los postulados fundamentales a la hora de encarar estas intervenciones.