Ambiente / Programas Ambientales / Responsables y Facilitadores Ambientales /

Curso: Auxiliar de Gestión Ambiental

Fundamentación

La crisis ambiental ha movilizado a sectores de la sociedad instalando un estado de sensibilización significativo, pero insuficiente para el manejo adecuado del medio ambiente. La educación ambiental emerge como una necesidad clave en la planificación estratégica del desarrollo provincial y un factor cada vez más relevante en las políticas públicas.

Este curso es una herramienta que conecta la planificación ambiental del territorio con las necesidades humanas. Se manifiesta también como un desafío territorial y es necesario visualizar su estrecha relación con la gestión ambiental del territorio.

La educación ambiental pretende fomentar un compromiso para contribuir al cambio social y económico a partir del desarrollo de valores como la solidaridad, cooperación, responsabilidad y habilidades que permitan a cada persona formar criterios propios, asumir su responsabilidad y desempeñar un papel constructivo dentro de la comunidad.

La importancia de aprovechar el potencial educativo del entorno comunitario radica en su altísima eficacia y en el hecho de que convierte a cada persona en agente multiplicador, a la vez destinataria y promotora de actitudes pro-ambientales en la interacción social cotidiana.

La educación tiene un rol fundamental en la formación de la ciudadanía ambiental, de modo que las personas se hagan conscientes de sus derechos y deberes ambientales.

La provincia de Santa Fe presenta diferentes realidades ambientales producto de sus diferentes recursos naturales y del particular uso que el hombre local le dio a cada uno de ellos. En consecuencia es necesario contar con representantes regionales conocedores de sus potencialidades y que puedan gestionar localmente derivando hacia la administración central provincial aquellas cuestiones que excedan sus posibilidades o bien a otras entidades locales que puedan / deban realizar la gestión local.

Los Municipios y Comunas son las organizaciones locales de aplicación de la legislación nacional y provincial ejecutando un control permanente y manteniendo contacto con el vecino.

En este marco es fundamental que todas estas instituciones, para favorecer la calidad del trabajo realizado, lo realicen con unidad de criterio y cumpliendo con todo lo exigido legalmente.