Cultura y espacio público

El espacio público en cultura es un lugar para “aparecer” y no para “parecer”, un espacio que iguala oportunidades donde uno puede revelarse y rebelarse.

El espacio público es pensado por la gestión cultural como ámbito de apropiación por los ciudadanos en los siguientes sentidos:

  • Bien Común, universo de valores que hacen a la realización del conjunto
  • Patrimonio urbano a crear, preservar y/o reconstruir
  • Territorio de todos, lugar de intercambio, juego y convivencia apropiable por los vecinos
  • Conjunto de servicios eficientes y plurales
  • Memoria y construcción de identidades
  • Escenario de la cultura democrática (expresiones, formas de participación política, ámbitos de intercambio social, fiestas populares, etc.) y todo dispositivo que construya ciudadanía
  • Medio ambiente natural y cultural; defensa de nuestros recursos naturales
  • Conjunto de normas jurídicas, que tutelan la esfera pública de los ciudadanos, interpretadas desde el universo de los derechos.