Cultura como dispositivo de inclusión social

Las Políticas Culturales en forma transversal y mancomunada con las áreas de Desarrollo Social, Salud, Educación, Trabajo, Producción, etc., se constituyen en excelentes modos para integrar, incluir y garantizar la igualdad, fortaleciendo lo simbólico, el aprendizaje de saberes múltiples, la capacitación laboral, el disfrute del arte y el espectáculo, y en definitiva el rescate y fomento de todas las formas de construcción de ciudadanía.