Aumentar Tamaño de Letra   Disminuir Tamaño de Letra   

03/12/2012

El gobernador Antonio Bonfatti le tomó juramento ante un colmado salón Blanco de la Casa de Gobierno.


Claudia Balagué asumió como ministra de Educación de la provincia

 

         

El gobernador de la provincia, Antonio Bonfatti, tomó juramento a la nueva ministra de Educación, Claudia Balagué, quien asumió en el cargo en reemplazo de Letizia Mengarelli.


El acto se desarrolló esta mañana en el salón Blanco de la Casa de Gobierno, en la ciudad de Santa Fe, y participaron también el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi; la exministra de Educación, Letizia Mengarelli; los ministros de Seguridad, Raúl Lamberto; de Economía, Ángel Sciara; de la Producción, Carlos Fascendini; de Salud, Miguel Ángel Cappiello; de Trabajo y Seguridad Social, Julio Genesini; de Desarrollo Social, Mónica Bifarello; de Obras Públicas, Julio Schneider; y de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio.


Tras la toma de juramento, el gobernador pronunció su discurso, en el que recordó que “todos sabemos que hay dos pilares básicos que son constitutivos de una sociedad: el derecho a la salud y a la educación”, respecto de lo cual “hemos dado muestras, durante estos 5 años de gestión, de preocupación por el tema y de nuestra ocupación cotidiana. Tenemos un programa, un plan que llevamos adelante en cada uno de los ministerios, pero siempre pensando en función de estas dos grandes fortalezas: la salud y la educación”.


“Para ello hay un equipo que viene trabajando y preparándose desde hace muchísimos años –prosiguió el mandatario provincial–, un equipo que va abordando cada una de las problemáticas para recuperar fundamentalmente nuestra escuela, la escuela pública. Tratando de fortalecer a los docentes, aquellos docentes que por carencia de plan fueron abandonados durante tantos años, en los 90 cuando la escuela pública parecía que había que cerrarla. Vamos a seguir trabajando en la capacitación y en la formación, hay un programa de gobierno muy claro al respecto”.


Finalmente, Bonfatti le dijo a la ministra que “lo único que le auguramos es éxito, que sabemos que cada ministro es una locomotora de un gran equipo que tiene que tener una dedicación de 25 horas por día. Tiene que escuchar mucho a la gente, a la sociedad en su conjunto, a los sectores que componen los distintos gremios de la actividad, pero fundamentalmente hay que ceñirse a ese programa y, a parte de reivindicar las cuestiones relacionadas a los 72 mil agentes del ministerio que son necesarios y artífices fundamentales para llevar adelante las políticas, pensar también en los niños y los jóvenes”, y en este sentido agregó que “en una época de tanta turbulencia, más que pensar en los cambios curriculares que siempre son tan necesarios, es necesario pensar en formar niños y jóvenes con actitudes responsables, de respeto y de involucramiento en las cuestiones que tiene que ver con la sociedad”, concluyó.


Del acto participaron también los secretarios de Estado de Ciencia, Tecnología e Innovación, David Asteggiano; de Energía, Luis Krapf; y de Hábitat, Gustavo Leone; el fiscal de Estado, Pablo Saccone; el secretario de Comunicación Social, Mariano Panichelli; el intendente de Santa Fe, José Corral; legisladores nacionales y provinciales; rectores, representantes de universidades, otras autoridades provinciales y municipales, representantes de entidades intermedias, de la Federación de Cooperadoras Escolares, familiares de la ministra designada e invitados especiales.


LA EDUCACIÓN, PILAR DE LA INCLUSIÓN SOCIAL


A su turno, la nueva ministra agradeció al gobernador la confianza depositada para designarle la tarea, y dijo que “todos sabemos la enorme trascendencia que tiene este Ministerio en el marco de la prioridad que tiene la educación para construir un proyecto de provincia, un proyecto de país, y que de alguna manera se consolide a lo largo del tiempo a partir de algo básico y fundamental como es la formación de nuestros niños, nuestros jóvenes y nuestros adultos”.


“La educación en general, y el sistema educativo en particular, son pilares de inclusión social capaces de garantizar uno de los principales derechos, y sería imposible pensar o imaginar un futuro sin educación”, aseguró Balagué. “El buen hacer, el buen entender en educación, trasciende y permea todos los derechos, el resto de los derechos humanos. Trasciende también al crecimiento de todo un país y a la calidad de vida de todos los ciudadanos”.


“Y digo también «sistema educativo» porque así lo considero, articulado, integrado, como un facilitador permanente del paso de todos por sus aulas –continuó–. Debemos preocuparnos no solo por el acceso formal, sino por el acceso real a la educación. Preocuparnos por las problemáticas que atraviesan a nuestros estudiantes y que muchas veces representan los motivos de deserción, del no avance regular, la falta de motivación en el aula y por alcanzar los objetivos, pero también por aquellos a los que les cuesta mucho más alcanzar los objetivos y metas educativas que nos proponemos”.


La ministra hizo mención también a “la inclusión, porque en el nuevo paradigma de la sociedad del conocimiento, los no incluidos en el sistema educativo serán los nuevos excluidos del sistema, los excluidos del conocimiento, que debemos pensarlo en el sentido más global para profundizar el ejercicio de la ciudadanía democrática, para conocer y participar de los nuevos avances científicos y tecnológicos, para fortalecer el desarrollo económico, cultural, ambiental y social”.


“Nuestros niños y jóvenes en Santa Fe deben ser protagonistas activos de esta nueva sociedad, donde además pensamos a la educación y el conocimiento como un bien público”. En este sentido, reconoció que “mucho se está realizando, y se realizó en la gestión del gobernador Hermes Binner, en el empeño constante de garantizar esos derechos a los niños, jóvenes y docentes”, y mencionó al respecto algunos ejemplos, como “los concursos, las titularizaciones, las mejoras en los establecimientos educativos, la incorporación tecnológica de las TIC's en los rincones más alejados de la provincia, y la creación de nuevos espacios de formación docente, entre muchos otros”.


“Pero como siempre sucede en todos los casos, sin dudas falta por hacer, falta por incluir, por innovar, por aprovechar las capacidades y experiencias de todos los docentes en materia educativa”, expresó.


En la continuidad de su discurso, Claudia Balagué sostuvo que de su experiencia laboral en el ámbito universitario aprendió que “no se puede construir si no es en el marco del dialogo y el consenso, de escuchar los aportes que tienen para hacer cada uno de los protagonistas en educación. También mi formación en política me ha dejado esa gran enseñanza que la construcción colectiva, participativa y abierta es la que permite que la rueda gire positivamente, y que los proyectos emprendidos no queden solo en el plano de las ideas, sino que los hagan propios todos los actores: docentes, alumnos y la comunidad toda. De esa manera perdurarán en el tiempo, transformándose, finalmente, en políticas de Estado”.


“La educación merece esta construcción, y todos los santafesinos necesitamos que este derecho esté totalmente garantizado, y garantizado con una educación de calidad”, afirmó.


Para finalizar, la titular de la cartera educativa citó al profesor (Miguel) Rojas Mix, “que define educación de calidad de una manera muy sencilla: «una educación de calidad es aquella que permite a todos aprender lo que necesitan para el momento y la circunstancia en la que viven»”.


Tras el acto, Balagué y Mengarelli recorrieron juntas oficinas del Ministerio de Educación y saludaron al personal.



Centro de Estudiantes




Mesa de orientación y servicios
Area de atención de las inquietudes de la Comunidad Educativa

Sistema unico de reglamentacion de la carrera docente
Decreto N° 3.029/12